Como limpiar plata

Como limpiar plata

La plata es uno de los metales más hermosos y valorados que existen. 

Por sus características y calidad se emplea para confeccionar joyas, vajillas, cubiertos, marcos de fotos.

Con el uso y el trascurrir del tiempo la plata pierde el brillo, se oscurece y toma un color gris opaco que le quita el aspecto de metal precioso.  Este deslustre es generado -entre otras variables- por los componentes del aire y el propio pH de la piel de las personas.

Sin embargo, limpiar la plata es muy simple; requiere de un trabajo manual que lleva tiempo y dedicación para obtener buenos resultados.

En este artículo compartimos propuestas para que cada uno de ustedes elija el truco que prefiera cuando pretenda conocer como limpiar la plata.

¿Cón qué puedo limpiar la plata en casa? Prevención

Si bien el proceso de ennegrecimiento de la plata es prácticamente inevitable, se puede recurrir a cuidados que permiten proteger las piezas de este metal.

Además del ennegrecimiento, los productos realizados en plata suelen sufrir rasguños, magulladuras, rayas y marcas.

Una forma de preservar estos objetos es guardarlos en un joyero con espacio entre sí para evitar roces,

Del mismo modo, las piezas de mayor tamaño deben almacenarse en aparadores o muebles sin que se toquen entre sí.

La goma de borrar

Pasar una goma de borrar blanda -de las llamadas de pan- sobre un objeto o joya de plata quita las manchas y les da brillo.

Limpiar plata con bicarbonato y vinagre

El bicarbonato de sodio genera una reacción química que limpia el sulfuro de plata de la suciedad que se acumula en los objetos con el uso cotidiano o el transcurrir del tiempo.

El procedimiento es muy simple y efectivo.  Hay que elaborar una pasta de bicarbonato de sodio con agua, usando tres partes de bicarbonato y una de agua, aproximadamente.

Se extiende la mezcla sobre la superficie sucia y se frota el objeto con fuerza con un paño suave.

Al eliminar la pasta se saldrá la suciedad y el objeto volverá a brillar.

Limpiar plata con dentífrico

Los componentes de la pasta dental producen una reacción química al entrar en contacto con el sulfuro de plata y eliminan el azufre que afea.

Es ideal para limpiar piezas de mayor tamaño como bandejas, fuentes y teteras de plata.

El procedimiento para usarlo esimple:

  1. Limpiar la superficie con agua y jabón.
  2. Aplicar la pasta con un paño.
  3. Dejar actuar durante diez o quince minutos.
  4. Enjuagar el objeto con agua y jabón.
  5. Secar con cuidado frotando con un paño suave.

El amoníaco

Para emplear amoniaco hay que tener mucho cuidado porque es un componente riesgoso para la salud, por sus propiedades abrasivas; por eso -según nuestro criterio- debe utilizarse como última opción.

Hay que mezclar una parte de agua caliente con una parte de amoníaco, exactamente en la misma proporción y limpiar objeto con un paño embebido en la preparación.

Esta mezcla no debe utilizarse en joyas que poseen gemas, piedras o perlas, porque las afecta irremediablemente.

Limpiar plata con sal

Una combinación que da excelentes efectos es la mezcla elaborada con un vaso de agua caliente, un puñado de sal gruesa, una cucharada de vinagre y una cucharada grande de lavavajillas o detergente.

Se mezclan los componentes y se revuelve bien hasta que la sal se disuelva totalmente en el agua. Se sumergen las piezas de plata en esta solución durante quince minutos y se enjuagan con agua limpia. Para terminar, se secan con un paño.

El papel de aluminio

Hay una técnica más elaborada que brinda resultados geniales para limpiar plata.  Consiste en forrar el interior de un recipiente mediano o grande con papel de aluminio. Se añade agua caliente y sal hasta completar. Al introducir las piezas de plata se produce una reacción química por la cual el cloro de la sal reacciona con el aluminio, eliminando el sulfuro de plata y dejando la plata pura totalmente limpia.

Para que la reacción se complete es preciso sumergir los objetos durante diez minutos. Transcurrido el tiempo se sacan y secan con cuidado.

El cepillo y la gamuza

Para limpiar piezas de plata con grabados o con formas que dificultan la limpieza de la superficie con un paño, lo ideal es emplear un cepillo, impregnado en cualquiera de los componentes o mezclas elegidas. Es importante que las cerdas sean suaves para evitar rayar la plata. También es importante frotar en línea recta el objeto. Al culminar el cepillado hay que secar la pieza con una gamuza suave, frotando para sacarle brillo.

Detalles

Para quitar la cera de los candelabros de plata hay que completar un balde o una cacerola con agua muy caliente e introducir el candelabro. El agua quita la cera y luego puede usarse una de las soluciones caseras para culminar la limpieza.

Liquido para limpiar plata

Además de las soluciones caseras existen productos específicos para limpiar y reparar rasguños en la plata y que pueden adquirirse en supermercados.

Los productos como el amoníaco u otras combinaciones, producen gases tóxicos, deben emplearse en espacios ventilados y utilizando guantes.

Para limpiar joyas con piedras hay que evitar usar agua muy caliente, porque las gemas pueden estar sujetas con adhesivos y el calor del agua puede provocar la caída de las mismas.

Ver:

Limpiar acero inoxidable 

Deja un comentario