Cómo limpiar ollas quemadas

Cómo limpiar ollas quemadas

Suele ser complicado y hasta enojoso que las ollas se quemen cuando estamos cocinando, quedando la comida pegada en el fondo.

En este artículo compartimos algunas propuestas para limpiar una olla quemada por dentro, sin necesidad de desecharla.

Las ideas que brindamos son simples porque implican utilizar elementos comunes.

Así la lejía, el bicarbonato de sodio, el vinagre blanco y la sal hacen posible limpiar y recuperar la olla quemada.

Cómo limpiar ollas quemadas con productos cotidianos

Con sal

  1. Retirar los restos de comida adherida al fondo de la olla con una espátula.
  2. Añadir agua caliente hasta cubrir la parte quemada y agregar dos o tres cucharadas de sal.
  3. Dejar actuar durante quince o veinte minutos.
  4. Quitar el agua y frotar con un cepillo o esponja de cocina.
  5. Repetir el procedimiento hasta que salga todo lo pegado.

Con vinagre

  1. Las ollas de acero inoxidable, se limpian con vinagre blanco para evitar dañarlas.
  2. Colocar vinagre blanco hasta cubrir el fondo de la olla.
  3. Poner la olla a hervir durante cinco minutos.
  4. Retirar del fuego y esperar que se temple.
  5. Cuando el líquido se enfrió fregar la comida adherida con una esponja o cepillo suave.

Bicarbonato

  1. El bicarbonato de sodio es ideal para descartar manchas de quemaduras muy pegadas.
  2. Espolvorear bicarbonato en el fondo de la olla. Añadir agua.
  3. Calentar a fuego bajo hasta que hierva y sostener la ebullición diez minutos.
  4. Fregar el fondo con un cepillo.

Limpiar las paredes de la olla quemada

Limpiar las paredes de la olla quemada

  1. Cuando las paredes de la olla también están quemadas, hay que completar la olla de agua y agregar media taza de bicarbonato.
  2. Calentar a fuego lento y dejar hervir diez minutos.
  3. Fregar toda la olla con esponja o cepillo.
  4. Si las propuestas anteriores no funcionaron o no completaron la totalidad de la limpieza de la olla quemada, es oportuno usar Lejía.
  5. Colocar agua caliente en la olla y agregar un chorro de lejía.
  6. Sostener el fuego bajo hasta que hierva. En este momento hay que evitar aspirar el vapor que sale de la olla.
  7. Dejar enfriar el líquido.
  8. Frotar la parte quemada con una esponja de nylon, usando guantes de goma.

Toas las propuestas que compartimos en este artículo son válidas para cacerolas, sartenes y demás utensilios de cocina.

Existen productos como spray, spumas y líquidos para limpiar las ollas tanto por fuera como por dentro que podes utilizar, aunque estos son más caros.

Deja un comentario