Cómo limpiar colchón

Cómo limpiar colchón

Con el uso cotidiano y el transcurso del tiempo el colchón se mancha y deteriora ya que es dañado por el polvo y los ácaros.

Hay diferentes maneras de quitar manchas y de desinfectar tanto la tela como el relleno. En este artículo ofrecemos algunas ideas sobre cómo limpiar un colchón y beneficiar su vida útil.

Cómo limpiar un colchón. Cuidados previos.

Existen buenos productos caseros que se pueden utilizar, sin embargo, antes de usarlos en todo el espacio, es mejor probar en una parte poco visible.

Si se eligen productos comerciales, hay que leer las instrucciones del envase y las recomendaciones del fabricante del colchón.

Desinfección del colchón

  • Una manera de mantener el colchón en condiciones es realizar periódicamente el cambio de sábanas y las fundas de las almohadas -una o dos veces por semana es lo ideal
  • Ventilar la cama abriendo las ventanas y dejando ingresar el aire y el sol; así, como evitar tenderla inmediatamente después de levantarse.
  • Pasar la aspiradora por toda la superficie del colchón y un cepillo mediano o pequeño por los bordes.
  • Para una desinfección completa usar la combinación de bicarbonato y aceite esencial de té.

¿Por qué?

Porque el bicarbonato de sodio es un eficaz desodorizante, elimina bacterias, suciedades y ácaros mientras que el aceite esencial del árbol del té es uno de los desinfectantes naturales más eficientes y posee un aroma placentero.

Como limpiar el colchón paso a paso

  1. Ubicar el colchón en un espacio donde reciba sol directo. Dentro de lo posible al aire libre -patio, balcón o terraza-
  2. En un recipiente colocar doscientos cincuenta gramos o un vaso de bicarbonato de sodio con cinco gotas de aceite esencial del árbol del té. También pueden agregarse cinco gotas de aceite esencial de menta y/o de lavanda. Revolver y mezclar bien para que los ingredientes se integren.
  3. Introducir la mezcla en un colador o tamiz y diseminar sobre el colchón, incluyendo los costados. Dejar que actúe dos horas aproximadamente. Girar el colchón y repetir la acción, rociando el preparado y esperando otras dos horas para que actúe.
  4. Aspirar toda la superficie para eliminar la suciedad pegada al bicarbonato y los residuos de los ácaros.

Manchas difíciles

Hay manchas difíciles de remover, las manchas de sangre, sudor u orina, por ejemplo. Algunos métodos caseros suelen funcionar adecuadamente.

Rociar vinagre blanco sobre la mancha y dejar actuar diez minutos. Añadir bicarbonato de sodio y esperar que el bicarbonato se seque. Pasar la aspiradora en esa zona.

Cuando la mancha es persistente, frotar una esponja húmeda con movimientos circulares. Dejar secar completamente.

También se pude recurrir a productos comerciales.

  1. Colocar una cucharada de jabón líquido para ropa o de un quitamanchas en un litro de agua fría. Remover hasta formar espuma.
  2. Mojar una esponja en la mezcla, escurrir y fregar las manchas.
  3. Enjuagar con agua la esponja y pasarla nuevamente.
  4. Esperar a que esté seco completamente y pasar la aspiradora para retirar residuos de suciedad o jabón.

Para limpiar un colchón orinado, se aconseja espolvorear la mancha con una taza de bicarbonato de sodio y dejar que actúe unas horas. Sacar el bicarbonato, espolvorear todo el colchón con bicarbonato y después de una o dos horas retirar aspirando toda la superficie.

Otra opción es limpiar la mancha con un paño embebido en alcohol puro y posteriormente pasar un trapo seco, dejando secar.

Para quitar las manchas de sangre se puede emplear:

Agua oxigenada.  Colocar unas gotas sobre la mancha hasta que genere espuma. Con una gasa o papel absorbente retirar la espuma. Repetir la acción hasta que se limpie.

Maicena. Mezclar una parte de maicena con una de agua, formando una pasta. Frotar la mezcla sobre la mancha y dejar secar. Cuando está seca formando una placa o costra; retirar con un paño húmedo y fregar con uno seco hasta eliminar la totalidad de los residuos.

Pasta de dientes. Cepillar la zona manchada con un cepillo con pasta de dientes y después fregar con una toalla húmeda. Terminar pasando un paño seco.

Ácaros en el colchón

Los ácaros son invisibles al ojo humano y resultan muy nocivos para las personas que padecen alergias y problemas respiratorios, por eso es importante eliminarlos y prevenir su proliferación.

  • Ventilar la cama. Una vez a la semana hay que dejar la cama despojada de sabanas y colchas; durante varias horas y dentro de lo posible con una ventana abierta para que haya ventilación. Al permitir que la cama se ventile, la luz del sol y el aire eliminan los ácaros.
  • Cambiar las sábanas. También se aconseja cambiar sábanas y fundas de las almohadas una vez a la semana.
  • Emplear bicarbonato de sodio. El bicarbonato es una propuesta eficaz contra los ácaros. Se utiliza esparciendo sobre el colchón la mezcla de bicarbonato de sodio con unas gotas de aceites esenciales -pueden usarse el aceite de tomillo, del árbol de té o de lavanda- y dejándolo actuar dos o tres horas antes de aspirar la superficie para retirar el polvillo.
  • Usar protectores de colchón. Los protectores evitan que los ácaros invadan el colchón porque lo aíslan.

Pulgas en el colchón

Dado que las pulgas no resisten las altas temperaturas, una solución viable es usar el vapor.

La mejor es colocar el colchón al sol directo durante horas.

Otra opción que se aconseja es utilizar cúrcuma. Hay que fregar toda la superficie del colchón con polvo de cúrcuma para eliminar la plaga. Dejar actuar unas horas y aspirar para quitar el polvo.

También es real que el aceite de menta, de lavanda y los clavos de olor son repelentes naturales de insectos pequeños por lo que repelen a las pulgas.

Las propuestas que compartimos en este artículo responden concretamente al interrogante que muchos se hacen sobre cómo limpiar el colchón y son sugerencias viables para mantenerlo en condiciones.

Deja un comentario